CÁPSULAS DE SEGURIDAD TRANSACCIONAL

 

Ten encuenta al momento de realizar una transacción por medios electrónicos.

Brinda datos personales sólo en sitios de confianza

Muchas páginas piden datos personales. Antes de dárselos es importante que te asegures que no sea un sitio web falso, qué datos necesitan y para qué los van a utilizar. Además revisa que la web que te solicita la información cuente con el protocolo SSL (Secure Sockets Layer), es decir, que la dirección que aparece en el navegador inicie con HTTPS. Esto permite que los datos que compartiste viajen por un canal cifrado.

Evita conectarte a redes públicas

Muchos lugares ofrecen acceso gratuito a Wi-Fi, pero por más tentador que sea, ten cuidado, no sabes quién puede acceder a tus dispositivos ni cuáles son las medidas de seguridad que posee. Si aun así decides conectarte, nunca ingreses datos privados ni accedas a servicios bancarios, correo electrónico y redes sociales.

No confíes en desconocidos

Una de las principales formas de robo de datos es el envío de archivos, formularios y solicitudes de contacto a través de perfiles y cuentas falsas. Por lo tanto, lo más recomendable es no abrir archivos de dudosa procedencia ni aceptar en redes sociales a personas desconocidas con posibles perfiles falsos.